984 836 041 y 684 611 892 · Calle Leopoldo Alas 7, Gijón. Asturias · info@vierabardonmusica.es

Disciplina Positiva

Todas nuestras pedagogías y nuestra forma de enfocar la enseñanza tiene su base en la disciplina positiva, por ello en nuestro centro contamos con la colaboración permanente de la pedagoga especializada en dicha materia Irene Iglesias. Ella no sólo orientará nuestro trabajo y el de los padres, sino que proporcionará talleres de disciplina positiva con estrategias para la educación general de los niños.

La disciplina positiva tiene su origen en el trabajo de Alfred Adler (1870-1937) y Rudolf Dreikurs (1897-1972) ambos psiquiatras vieneses. Adler introdujo la idea de educación para padres invitando a tratar a los niños con respeto pero también argumentaba que consentir y sobreproteger a los niños no era alentador para ellos y podía producir problemas sociales y de comportamiento. Dreikurs y Adler se refieren a la educación basada en la amabilidad y firmeza llamándola educación democrática.

Jane Nelsen recogió las ideas de estos psiquiatras y educadores creando la Disciplina Positiva.

Pero ¿en qué consiste esta forma de educar? Se trata de una forma de educar diseñado para enseñar a las personas a ser responsables, respetuosas. Las técnicas ayudan a que las personas aprendan importantes habilidades sociales y de vida de una manera profundamente respetuosa y alentadora tanto para los niños como para los adultos (incluyendo a padres, maestros, personal de guarderías, personas que trabajan con jóvenes y otros).

Porque en el día a día con el trato a la infancia, juventud y adolescencia necesitamos herramientas respetuosas y efectivas que remplacen los gritos, insistencias, exigencias, sobornos y castigos.

Por disciplina positiva se entiende la enseñanza que ayuda a entender la conducta inadecuada de los niños o adolescentes, promueve actitudes positivas hacia ellos y les enseña a tener buena conducta, responsabilidad y destrezas interpersonales por medio del uso de los principios de generosidad, estímulo y respeto mutuo. La disciplina positiva brinda a los padres y maestros las herramientas para guiar a los niños en forma positiva y efectiva. Esta forma de educar es importante poder acercarla tanto ámbito familiar como al escolar.