984 836 041 y 684 611 892 · Calle Leopoldo Alas 7, Gijón. Asturias · info@vierabardonmusica.es

Estimulación temprana

Estimulación temprana - Paula Menéndez Coro

Estimulación temprana

Sesiones grupales semanales de 45 minutos a las que los bebés acuden acompañados por un máximo de dos adultos.

Los efectos positivos de la música en los niños están avalados por varios estudios y todos concluyen en la estimulación de la memoria, la concentración, la creatividad, atención, pensamiento positivo, etc. Los beneficios de la música contribuyen a una maduración y un desarrollo integral del niño.

Para los bebés, la música es el mejor lenguaje con el que comenzar a comunicarse por su carácter universal. El bebé no puede comunicarse mediante la palabra, pero si mediante la música, por lo tanto es un lenguaje común a todos los que participamos en las sesiones.

Utilizamos recursos como son:
– Canciones de bienvenida y despedida.
– Cantos melódicos y rítmicos.
– Instrumentos de pequeña percusión y viento sencillos.
– Improvisaciones vocales, instrumentales, corporales…
– Expresión corporal.
– Estimulación visual.
– Audición musical, etc.

Cantar, tocar instrumentos y escuchar música estimulan las ganas de expresarse de los más pequeños, creando una forma de comunicación que facilita el lenguaje, la expresión y gestión de emociones además de mejorar su vocabulario.

Son sesiones activas, en las que participamos niños y adultos haciendo continuamente música en vivo entre todos, una característica que hace de las sesiones algo muy enriquecedor para el niño, el adulto y la relación entre ambos. Los padres, madres y/o abuelos, son la guía para los niños. Son el mejor ejemplo y en los que siempre se fijan. Disfrutan interactuando y se sienten felices y seguros en este ambiente distendido y de juego que se crea durante las sesiones. Los mayores nos convertimos por un momento en niños, nos sentamos en el suelo con ellos y nos comunicamos y aprendemos a través de la música.

El objetivo de las sesiones no es aprender música, si no estimular al bebé a través de las innumerables características de la música. Al mismo tiempo, el bebé ya va acostumbrando su oído a diferentes sonidos, timbres, vocalizaciones, etc., mientras trabaja la concentración y atención, características que ayudan a tener más facilidad para los idiomas, los estudios, o música en el caso de que el niño decida tocar un instrumento en un futuro.