984 836 041 y 684 611 892 · Calle Leopoldo Alas 7, Gijón. Asturias · info@vierabardonmusica.es

Musicoterapia y Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD)

Si un niño con TGD pudiera expresar sus necesidades lo más seguro que pediría que le enseñen a adaptarse al mundo que le rodea, que le faciliten la comunicación y que le ayuden a disfrutar con otros. Esto es lo que trabajamos en musicoterapia con objetivos terapéuticos a través de actividades musicales.

Musicoterapia y TEA (Trastorno del Espectro Autista)

Los rasgos y características de las personas con TEA les hacen especialmente sensibles a la música, lo que permite trabajar áreas que están especialmente afectadas por este trastorno, a través de este medio artístico.

La música ayuda a crear un entorno estable y predecible. La melodía, armonía y ritmo de una canción favorita pueden proporcionar sensaciones conocidas y familiares y crear así un ambiente menos estresante. Además, el encuadre no-verbal es lo que les permite establecer canales de comunicación. Lo podemos considerar como un lenguaje alternativo y eficaz ante la dificultad o ausencia de lenguaje verbal y que facilita el acceso al complejo mundo interno que caracteriza a estos niños. La música trasciende las palabras.

La musicoterapia fomenta en los niños autistas la capacidad de:
– Flexibilidad.
– Creatividad.
– Variabilidad.
– Tolerancia a los cambios.

La flexibilidad que ofrece la actividad musical, la motivación intrínseca de la música de por sí, y la posibilidad de expresarse sin necesidad de un lenguaje verbal hacen que la musicoterapia sea una disciplina óptima para trabajar con TEA.

El hecho de que la música sea atractiva para los niños autistas, y que además, pueden participar de manera exitosa en actividades musicales, contribuye al valor que tiene la musicoterapia en el tratamiento con autismo.
Investigaciones apoyan conexiones entre:
– Canto——————————————-Discurso.
– Ritmo——————————————Conducta motora.
– Memoria para canciones——————–Memoria para el día a día.
– Disfrutar con la música preferida———-Mejora del estado de ánimo y atención.

En cuanto a las sesiones en sí mismas, pueden ser grupales o individuales, dependiendo de varios factores. Muchas personas con TEA disfrutan tanto con la música como con la experiencia sonora, lo que facilita poder introducirlos en actividades y relaciones sin tantas defensas por su parte. La musicoterapia ofrece una gran herramienta para facilitar el trabajo en grupo.

SESIONES INDIVIDUALES SESIONES GRUPALES
Sesiones de 30 min. de duración Sesiones de 30 a 45 min. de duración
Objetivos terapéuticos enfocados exclusivamente a las necesidades del usuario Objetivos terapéuticos enfocados al grupo, dentro del cual también se atenderá individualmente a cada usuario.
Cualquier persona con TEA puede recibir estas sesiones. Sesiones enfocadas a personas con TEA en un grado de afectación que permita mínimamente trabajar en grupo.
Durante las sesiones se utilizan principalmente tres técnicas: tocar instrumentos/improvisación, canto y movimiento/danza.

Musicoterapia y Asperger

Una vez más, desde la musicoterapia trabajaremos los objetivos terapéuticos en sesiones individuales o grupales atendiendo a las características y necesidades de cada persona dentro de las características generales del trastorno.
Tocar instrumentos es una forma lúdica y distendida de trabajar los problemas de comunicación y empatía, además de ayudar a la mejora de la coordinación en sus movimientos. La música en actividades grupales ayuda a mejorar las habilidades para hacer amigos. Trabajar las emociones y saber detectarlas son objetivos que consideramos esenciales. El lenguaje no verbal es otro objetivo importante, y la musicoterapia da a los niños la música como lenguaje principal durante las sesiones y no el verbal de nuestro día a día. Gracias a la música también se desarrolla mucho la creatividad y la flexibilidad, lo que ayuda a intentar disminuir progresivamente esos intereses tan absorbentes en determinados temas y poder disfrutar con otros temas, situaciones y/o personas.

         SESIONES INDIVIDUALES              SESIONES GRUPALES
       Sesiones de 30 min. de duración Sesiones de 30 a 45 min. de duración
Objetivos terapéuticos enfocados exclusivamente a las necesidades del usuario. Objetivos terapéuticos enfocados al grupo, dentro del cual también se atenderá individualmente a cada usuario.
Cualquier persona con TEA puede recibir estas sesiones. Sesiones enfocadas a personas con TEA en un grado de afectación que permita mínimamente trabajar en grupo.
Durante las sesiones se utilizan principalmente tres técnicas: tocar instrumentos/improvisación, canto y movimiento/danza.

Musicoterapia y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

El TDAH se ha convertido en el trastorno con mayor prevalencia en niños/as y adolescentes. Sus síntomas típicos de déficit de atención, impulsividad e hiperactividad motora y/o verbal llevan a los niños y adolescentes a desarrollar múltiples conductas que resultan inapropiadas dentro de los diferentes contextos socioculturales en los que se encuentren. Por esto, desde la musicoterapia creemos tan importante tener una actitud de aceptación incondicional, comprensión empática y un trato con amor y humor para facilitar el trabajo.

El enfoque del trabajo musicoterapéutico se centra en entrenar la automotivación, autoeficacia y autorregulación propia mediante diferentes actividades musicales.

Los objetivos terapéuticos se irán diseñando según las necesidades detectadas y se irán adaptando a lo largo del proceso terapéutico.

Las actividades musicales más utilizadas y con mejores resultados son:
– Audición activa.
– Canto.
– Tocar diferentes instrumentos musicales.
– Improvisaciones.
– Movimiento corporal.
– Juegos musicales/emocionales.